Noticias

Crisis por COVID-19, oportunidad para cambiar nuestros consumos

Para la representante del PNUMA en México, Dolores Barrientos Alemán, los últimos seis meses han demostrado que se puede incorporar un estilo de vida más amigable con el medio ambiente. El confinamiento representa la oportunidad para replantear las actividades que han llevado a la sociedad al consumo irresponsable de los recursos naturales.

Hasta principios del año 2020, medir y conocer el impacto en el consumo excesivo de productos y servicios no era un tema tan evidente entre la sociedad. La llegada del confinamiento a causa del COVID-19 llevó al replanteamiento de muchas actividades que hasta hace unos meses eran “normales”.

Para Dolores Barrientos Alemán, representante en México del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), la pandemia representa la mejor oportunidad para plantear un nuevo estilo de vida que sea más sostenible y que permita a la sociedad recuperar el bienestar.

“Estos meses de confinamiento como consumidor te das cuenta de que vives en un sistema que te hace consumir. El modo de vida que estábamos siguiendo era uno que te invitaba a ser comprador compulsivo, que no necesariamente es un comprador inteligente que compre, que analice, que realmente no compre de más”.

Dolores Barrientos Alemán

Representante del PNUMA en México

Aislamiento transforma nuestro día a día

Con el confinamiento, conceptos como planeación y optimización se han vuelto moneda corriente. Por ejemplo, actualmente ir al supermercado significa establecer todos los escenarios posibles para evitar tantas salidas y prevenir el contagio por COVID-19.

Además, la pandemia ha mostrado las bondades de actividades como el home office, pues muchas empresas descubrieron que no necesitaban a su personal en una oficina para tener la misma -o mejor- productividad laboral.

“ Nuestra alimentación también ha cambiado. Comprendimos que la obesidad, la diabetes, la presión arterial alta eran condiciones que nos volvían más vulnerables ante este virus. Muchas personas hemos reflexionado y cambiado nuestra alimentación. Vamos a hacer una alimentación más prudente, con menos productos industrializados, menos carne”.

Dolores Barrientos Alemán

La transformación de estas actividades ha tenido un impacto positivo, pues las personas ahora, por ejemplo, se trasladan menos en vehículo y planean mejor la compra de productos para el consumo cotidiano.

Barrientos Alemán aseguró que estos cambios son clave para adoptarlos a nuestro favor y así llevar un estilo de vida que sea más amigable con el medio ambiente.

Click to comment

Noticias

Somos un medio independiente que dedica su espacio a plasmar las historias y proyectos que los estudiantes, principales protagonistas de la vida estudiantil, generan día con día dentro de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

Copyright © 2015 Aula23.mx | Monterrey, Nuevo León. México

To Top