Personaje Universitario

Margarito Cuéllar y la soledad

China lo premia con la publicación de un libro de poemas

El viejo edificio de Colegio Civil poco a poco se inunda de soledad, sólo el barullo de algunos alumnos de la Prepa 16 se escucha en los corredores. Algo ha pasado, no encuentran la unidad ni al chofer del transporte escolar y no hay en las salas ni en los patios vestigios de algún evento.

La actividad ha cesado. Quizás eso explique el buen humor de los guardias, siempre llenos de trabajo.

– Vengo a ver a  Margarito Cuéllar, el poeta.

– Claro pásele. Estaciónese donde quiera, nomás no ocupe dos cajones.

-¿Oiga no vio al chofer de la Prepa 16?

– Voy llegando, pregúntele al guardia.

En el patio sur está ella esa soledad, que solo vive en las noches agobiada en el día por decenas de eventos, voces, pasos y la presencia de visitantes propios y extraños, y quizás ajenos.

En lo alto, en uno de esos balcones que solo utilizan los fotógrafos para tomar imágenes panorámicas aparece Margarito Cuéllar.

-Sube.

-¿Usted es el chofer de la Prepa 16?,  ataja un alumna.

-No vengo a hacer una entrevista.

La alumna se aleja preocupada, incierta. La soledad se va apropiando de espacios e infunde miedo a quienes no ven la manera de volver a su escuela.

Los escalones no pesan, el Sol se filtra por los ventanales y en los patios sin techo baña de luz los pasillos y la mente lucha entre poner atención a las paredes antiguas con sus marcos de madera o fijarse en las paredes de cristal que ganan espacios otrora a la intemperie.

En uno de esos pasillos extraños hablamos con Margarito. El monstruo Asiático, China, lo acaba de reconocer. Sus poemas (unos treinta) han sido traducidos y publicados en cinco revistas de gran tiraje y esas publicaciones han sido premiadas por la Sociedad de Poetas de la provincia de Hunan.

Para los críticos lo mejor que se publicó en 2018, en el tema de la literatura fueron las traducciones de poemas inéditos de Cuéllar y por eso decidieron otorgarle el Premio Kaqiu – Pen Warren, organizado por la Federación de Artes y Letras de Xiangyin y la Sociedad de poetas de Xiangyin.

“Están premiando que lo que se publicó en 2018, pues consideran ellos que es de lo más valioso dentro de su top. Es un país muy grande obviamente con cantidad enorme de revistas, de libro, de traducciones y en base a eso ellos también premian al poeta, que en este caso afortunadamente soy yo”.

Los patrocinadores, entre ellos la Sociedad de Poetas de la provincia de Huan, la Facultad de Letras de la Universidad Politécnica de Huan y la Revista de poesía Kaqiu, le publicarán un libro de gran tiraje, lo que lo coloca a lado de los grandes mexicanos que han logrado entrar al gusto de los lectores de China, como son Octavio Paz, Juan Rulfo y Gabriel García Márquez.

“El libro se está traduciendo, son trabajos (textos) que pertenecen a un libro inédito que yo hice a raíz del viaje (que hizo hace unos años a China), es un libro que tiene la atmósfera de ese viaje. Entonces yo trato de encontrar ahí los hilos, yo había leído la poesía clásica china, la poesía clásica está muy enfocada a la parte de la naturaleza, a la parte del medio ambiente, a la parte del retorno del ser humano, al interior, a la meditación. Ya la poesía del siglo XX tiene una atmósfera mucho más amplia en términos temáticos y en términos de estilo y entonces yo encuentro una identificación con ese tipo de poesía”, expresa.

La carrera de Cuéllar estuvo enfocada a Latinoamérica, esencialmente en Ecuador, Colombia, pero de pronto su vida da un giro con el surgimiento de centros culturales que China abre en nuestro país, enfocándose en la literatura.

El puente entre México y China en esta parte cultural, explica, surge en 2006, en que China crea los Institutos Confucio, primero en la UNAM y al año siguiente en Monterrey, luego en otras ciudades hasta expandirse por América Latina.

A raíz de eso China pone sus ojos en poetas latinoamericanos, siendo él uno de los primeros a quienes les traducen sus obras.

“Este reconocimiento es algo que me honra mucho, pues es algo que no esperas, es un idioma totalmente ajeno al que uno maneja, es una cultura totalmente ajena, pues los chinos son muy serios, muy formales y muy incisivos en cuanto a sus propuestas y pues (este premio) a mi me alienta”, expresa.

Cuéllar tiene publicados 19 libros de poesía y cinco antologías de su obra, uno de cuentos, uno de aforismos, uno de investigación periodística, siete antologías sobre poetas de Nuevo León, el norte de México y América Latina.

Recientemente publicó en Colombia “Poemas en los que nunca es de noche”, y en Sinaloa,  el Instituto Sinaloense de Cultura, le publicó “Teoría de la Belleza”. Ha obtenido un sinnúmero de premios nacionales e internacionales, y actualmente es profesor de la Universidad Autónoma de Nuevo León, donde además dirige la revista “Armas y Letras”.

Le pido una fotografía, Margarito posa en la base de un imponente ventanal, Susana Robles, toma su cámara y dispara.

“La poesía roba mis horas y yo se las robo a ella”, dice.

Agradezco la entrevista y me alejo, atrás queda el poeta y la soledad.

Fotos: Susana Robles.

Click to comment

Noticias

Somos un medio independiente que dedica su espacio a plasmar las historias y proyectos que los estudiantes, principales protagonistas de la vida estudiantil, generan día con día dentro de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

Copyright © 2015 Aula23.mx | Monterrey, Nuevo León. México

To Top