Especial

Mediar en la pandemia, necesario para reducir conflictos

Francisco Gorjón Gómez, catedrático de la Facultad de Derecho y Criminología de la UANL, señala en su libro «La mediación como vía del binestar y la felicidad» que es el individuo, en un acto de libre albedrío, el que debe buscar su bienestar y no el Estado.

El confinamiento social provocado por la pandemia del COVID-19, aunado a la pandemia de inseguridad y económica, ha generado un sinnúmero de conflictos personales que se ven reflejados en la vida cotidiana y, por ende, en la vida familiar.

Y es en este punto en donde la mediación puede ser la primera vía para empezar a solucionar las diferencias que surgen dentro de la familia y a su vez evitar una escalada de conflictos sociales.
Así lo afirmó el Dr. Francisco Gorjón Gómez, catedrático de la Facultad de Derecho y Criminología (FacDyC), de la Universidad Autónoma de Nuevo León, durante la presentación del libro de su autoría, La mediación como vía del bienestar y la felicidad, publicado por la editorial española Tirand Lo Blanch.

“El sistema de bienestar social en el mundo no estaba preparado. Los sistemas de educación, de seguridad han demostrado que no estaban preparados y las personas que de alguna manera se encontraban administrándolos tampoco estaban muy preparadas porque no existían procesos que garantizaran una operatividad idónea ante esta circunstancia.

“Debemos partir de que para entender el bienestar social hay que tomar en cuenta el bienestar subjetivo, aquello que nosotros percibimos que nos genera bienestar”, afirma el miembro del Sistema Nacional de Investigadores, Nivel 2, desde 2001.
Francisco Gorjón asegura que se puede llegar al bienestar a través de la mediación y que, aunque el Estado es el garante del bienestar, este no cuenta con los sistemas suficientes para garantizar que esto sea una realidad, y mucho menos en los tiempos actuales.

Gorjón Gómez advierte además que hay que poner especial atención a la violencia estructural, pues para el especialista es la madre de todas las violencias, somos todos, el hacer o no hacer de instituciones, de personas, de la sociedad en general. El simple hecho de no respetar una regla o norma, el simple hecho de no usar un tapabocas es violencia estructural.

“Y el tamiz que puede ayudar a serenar esta violencia estructural y que aparezca la paz estructural es la mediación”, apunta el Subdirector de Posgrado de la FacDyC.
El mediador puede ser un agente de paz. Es aquella persona que puede operar o desarrollar acciones concretas para palear esta violencia estructural en donde estamos inmersos todos, en un esquema multidimensional, ya no solamente interdisciplinario».

Francisco Gorjón Gómez

Catedrático de la Facultad de Derecho y Criminología

Por: Guillermo Jaramillo

Click to comment

Noticias

Somos un medio independiente que dedica su espacio a plasmar las historias y proyectos que los estudiantes, principales protagonistas de la vida estudiantil, generan día con día dentro de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

Copyright © 2015 Aula23.mx | Monterrey, Nuevo León. México

To Top